Manchas de sudor en la ropa, axilas y cuellos.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Es muy habitual tener manchas de sudor en temporada de verano, con días calurosos, nos pasamos todo el día en el trabajo sudando y bebiendo agua. Al final de la jornada, vamos a casa, nos quitamos la camisa, y ahí están las manchas de sudor, sobre todo por las axilas, también aparecen unos cercos como de sal evaporada alrededor de la espalda, y el olor no desaparece, no solo hay manchas de sudor, sino también debemos lidiar con el olor. ¿Qué soluciones encontramos contra las manchas de sudor?

Sistema con vinagre blanco:

El olor se va utilizando vinagre blanco, que se añade en la zona de carga de jabón de la lavadora y elimina completamente los olores desagradables de la ropa. El sudor también se elimina si añadimos el vinagre sobre las manchas, el ácido del vinagre parece ir bien para quitar estas manchas. Después se puede dejar secar o lavar inmediatamente, no importa si se tarda o no, el efecto limpiador ya está hecho.

Sistema con bicarbonato sódico:

Hacemos una pasta con el bicarbonato sódico y con agua, la aplicamos sobre la mancha de sudor y la dejamos reposar unos 20 minutos. Posteriormente se lava la prenda como se lava habitualmente.

Sistema de las tizas: Este sistema es bastante cutre y dudo que sirva de algo, pero se trata de aplicar una tiza del color de la prenda sobre la mancha de sudor, se supone que la tiza o el polvo de tiza no daña la prenda y disimula la mancha.

Prevenir la aparición de manchas de sudor:

En ocasiones, la mejor manera de eliminar las manchas es no causándolas, por ello, aquí vamos con un consejo sobre cómo evitar que aparezcan las manchas de sudor y prevenirlas mediante un sistema que se lleva haciendo desde hace años. Se trata de no usar desodorante anti transpirante, que es el que causa las manchas y pasarse el desodorante normal.

Otra forma de prevenir el sudor es mediante un cambio de dieta adecuado. Conviene acudir a un especialista en nutrición que nos oriente sobre el cambio necesario, en ocasiones basta con tomar menos carbohidratos o una ingesta adecuada de proteínas para tener un sudor menos agresivo con nuestras prendas.

Sistema de detergente para platos:

Ponemos agua en un recipiente grande, que quepa la prenda y  le añadimos jabón para los platos, esperamos una hora y después lavamos como de costumbre, se nota sobre todo en los cuellos de las camisas. Existen diferentes tipos de lavavajillas, y cualquiera le será útil para el sudor, pero si es anti bacterias, mejor que mejor.

Sistema con champú:

Para las manchas en axilas y cuellos, el champú para cabello graso viene de perlas, conviene extenderlo ayudándose de un cepillo de dientes. El champú descompone el aceite o la grasa de nuestra sudoración, por lo que frotando con el champú y lavando normalmente la mancha se debe ir.

Sistema con peróxido de hidrógeno:

Al igual que con el vinagre, añadir un poco de peróxido de hidrógeno en el tambor de la lavadora. También dicen que es útil para quitar las manchas de sangre, pero conviene hacer pruebas por si fuera demasiado agresivo con el color.

Pasta de dientes:

Para eliminar los olores de la ropa, es bueno apretar un buen chorro de pasta de dientes sobre la mancha y meter la prenda a la lavadora, poner detergente como siempre. Da muy buenos resultados.

Lejía:

Es de sobra conocida la acción blanqueante de la lejía sobre las prendas de color blanco. Por ello, no hay mancha que se resista a la lejía. Podemos añadir un poco de lejía sobre un litro de agua, añadir detergente y probar a lavar la prenda, seguro que el sudor se va.

Colutorio bucal contra el olor:

 Otra solución contra el olor la encontramos en los colutorios o enjuagues bucales. Se trata de rociar la axila con el colutorio, y después lavar de manera habitual, mejor no probar en tejidos delicados, pero para la mayoría de las prendas sirve.

Otros sistemas:

–          Dejar en remojo con sal y alcohol una hora y después lavar.

–          Limón con bicarbonato unos minutos sobre las axilas.

Leave a Reply